Páginas de Generalidades


BIOCEL
Regresar a BIOCELMEX
Eliminación de Metales Pesados.


El tratamiento de eliminación de metales pesados que se le conoce comunmente como quelación nació desde la época de la segunda guerra mundial. Originalmente se creó para tratamientos por intoxicaciones por metales pesados como: plomo, mercurio, cromo, cadmio, vanadio y otros.

Y las personas que acudían a ese tratamiento para liberarse de esos metales perjudiciales a su organismo, descubrieron que también se curaban de otros problemas que sufrían, como la insuficiencia vascular y artritis.

Este blog se formó en reconocimiento al logro del DR YAMIL FARJAT QUESNEL (GERIATRA Y GERONTOLOGO) por haber optimizado el tiempo de aplicación a 30 minutos y reduciendo el volumen utilizado a 250 ml, manteniendo la misma eficacia en los tratamientos, evitando complicaciones cardiacas en pacientes seniles.

BENEFICIOS.

Actualmente se ha comprobado que la eliminación de metales pesados tiene los siguientes efectos benéficos:

Elimina el calcio de las placas ateromatosas.
Reduce la calcificación de las válvulas cardiacas.
Aumenta la flexibilidad y elasticidad de las arterias.
Reduce y mejora las várices internas y externas.
Reduce el tamaño de los cálculos renales.
Coayuvante al tratamiento de pie diabético.
Ayuda a normalizar las arritmias cardiacas.
Disuelve trombos arteriales.
Reduce los niveles de colesterol en sangre.
Mejora el hígado graso.
Reduce la impotencia sexual de origen vascular.
Mejora la sintomatología de la artritis reumatoidea.
Elimina la toxicidad crónica de plomo y metales pesados.
Mejora la visión en retinopatía diabética.
Detiene y mejora la demencia arteroesclerótica.

Para mayor información (Definición e Historia) haga click aqui

viernes, 12 de septiembre de 2008

Daña contaminación actividad cardiaca

Daña contaminación actividad cardiaca

El nuevo estudio afirma que los cambios en los ECG son característicos de un pobre abastecimiento de oxígeno al corazón

Grupo Reforma

Ciudad de México (11 septiembre 2008).- La contaminación del aire dificulta la capacidad del corazón para enviar señales eléctricas, afirma un estudio científico de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

El estudio, difundido en la página electrónica de la BBC de Londres, explica que la exposición a las pequeñas partículas producidas por la combustión de los autos produce "cambios preocupantes" en los electrocardiogramas (ECG) de pacientes cardiacos.

Se sabe que la contaminación del aire aumenta los riesgos de un infarto. Pero el nuevo estudio, que se publica en la revista Circulation, apoya esa conclusión y afirma que los cambios en los ECG son característicos de un pobre abastecimiento de oxígeno al corazón.

Los investigadores estudiaron los electrocardiogramas de 48 pacientes que habían sido hospitalizados por ataque cardiaco, angina inestable o empeoramiento de los síntomas de enfermedad coronaria.

Encontraron que todos mostraban en las gráficas de ECG cambios inusuales, llamados depresión del segmento ST.

Tal como señalan los autores, durante el estudio de 10 meses, los pacientes que se estaban recuperando de un ataque cardiaco mostraron los mayores cambios de depresión del segmento ST relacionados con la contaminación.

La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda que algunos pacientes cardiacos, particularmente los que han sufrido un ataque, eviten manejar durante dos o tres meses después de haber salido del hospital. Y también que eviten manejar cuando hay mucho tráfico debido al estrés que éste provoca.

"Nuestro estudio ofrece fundamentos adicionales para evitar o reducir la exposición al tráfico de vehículos después de dejar el hospital" afirmó la doctora Diane Gold, directora de la investigación.

"Y esto incluye también a quienes no han tenido un ataque cardiaco, ya que la exposición al tráfico involucra tanto contaminación como estrés", agregó.

La investigadora aclaró que serán necesarias más investigaciones para evaluar los mecanismos detrás de la depresión del segmento ST relacionada a la contaminación.

Pero consideró que la explicación más probable es el abastecimiento inadecuado de sangre al corazón o la inflamación del músculo cardiaco.

David Newby, profesor de cardiología de la Universidad de Edimburgo, Inglaterra, opinó que "hay mucha información que demuestra que si se vive en una zona contaminada se tendrá más probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares".

"En este estudio, los niveles de contaminación ni siquiera eran muy altos y sin embargo los investigadores notaron los cambios, lo cual es importante. Eso demuestra que debemos esforzarnos por reducir la contaminación del medio ambiente", agregó.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año se producen unas tres millones de muertes a causa de la contaminación del aire.

http://www.reforma.com/ciencia/articulo/461/920515/

No hay comentarios: